martes, 18 de agosto de 2009

La casa (III)

Era innegable que la mujer era muy atractiva. Su tez increíblemente pálida contrastaba agresivamente con el largo, ondulado y rojísimo pelo que tenía. Sus ojos eran de un color verde tan intenso que no podían mirarse directamente más de unos pocos segundos; su mirada era tan gélida que seguramente podría hacer realidad eso de "miró fijamente a sus ojos y se le heló la sangre en las venas".
El maquillaje no faltaba en ese rostro inmaculado, no para esconder imperfecciones, sino para acentuar sus agraciadas facciones. Sus ojos verdes intimidaban aun más pintados de negro, y sus carnosos labios parecían todavía más mortales con ese pintalabios rojo sangre.
Cuando se quitó la capa dejó al descubierto un increíble vestido negro; de noche, según el parecer humano. El prominente escote no pretendía enseñar, sino insinuar. En sus perfectos pies lucía unos zapatos del mismo color que el vestido. Toda ella era perfecta, no había ni una parte en su cuerpo que manifestase falta de cuidado; hasta sus manos entraban en esa descripción. Tenía unos dedos largos y finos, y unas uñas también largas y perfectamente cortadas. No estaban pintadas, pero no hacía falta.
Aquella era la viva imagen de lo más puramente letal.

------------------------------------------------------------------------------------------------

Ya se acabaron mis vacaciones playeras... pero bueno. Aquí estoy de nuevo!

En estas dos semanas me he leído: Los juegos del hambre, Millennium I (Los hombres que no amaban a las mujeres), y he empezado Posdata: te quiero.
Fueron dos semanas geniales, y ya quiero volver a la playa!! Pero tengo que esperar hasta el viernes... jummm..

Espero pasarme más frecuentemente por aquí :)

Nos leemos!

8 comentarios:

Jorge Martin dijo...

me alegro de tu vuelta y de esas tan bien aprovechadas vacaciones. Espero que no te hayas convertido en esa mujer tan perfecta y letal que tan perfectamente has descrito...un abrazo desde mis historias

Angi dijo...

que bueno que hayas vueltoo!!!
pasalo bien ahora de nuevo en la playa y de momento te dejo un premio en mi blog! pasate a por el si te apetece!
un besoe norme

Mer dijo...

Me encantó la última frase.

Mer

Álvaяо™ dijo...

Lo letal se suele ocultar detrás de lo atractivo e inmaculado.

Nine dijo...

Me ha gustado mucho esta descripción; muy detallada y fresca, fácil de entender.
Suerte Cristina^^

Vivi dijo...

Perfecta descripción y con una agilidad fantástica; se me ha hecho corta!!

Espero que el viernes te lo pases bien!

Vivi

PD: Soy Omega que me he hecho un nuevo blog para contar diversas historias.

Onminayas dijo...

Bueno, Cristina, tropecé por casualidad por tu espacio y me enganché con tus sentires. Así que voy a quedarme por aquí, a ver lo que nos depara esta extraña historia de la casa, y de la Dama de negro. Espero que sigas sorprendiéndonos...

Un saludo.

Sidel dijo...

La no humana se va de fiesta???