viernes, 30 de octubre de 2009

Los malditos (I)

Con miedo entró en la habitación de la chica. No porque pudiese descubrirle, hacerle daño o matarlo, sino porque si encontraba algo que pareciese sospechoso ellos la matarían sin pensárselo dos veces.

Todavía recordaba el día en que la conoció: el 7 de enero; hacía 2 meses. Había llegado al instituto después de navidad. No se sabía demasiado sobre su pasado, sólo que venía de las Islas Baleares, y que vivía con su madre.

Él pertenecía al grupo de Los Cazadores. Lo cierto es que nadie conocía ese nombre, pero ellos mismos se llamaban así. Joaquín no había entrado en el grupo por voluntad propia, fue más bien su mala suerte la que le involucró en todo aquello. Un día descubrió lo que hacían aquellos cinco chicos en un bosque cercano al pueblo pirineo, y las dos únicas soluciones viables, según Los Cazadores, eran matarlo o dejarlo con vida, pero si permanecía vivo tenía que pasar a formar parte de ellos. El chico no tuvo otra opción que entrar en el grupo. Y allí estaba él, entrando en una casa en plena noche porque ellos se lo habían mandado. No sabía exactamente qué tenía que encontrar, pero sí sabía que no podía marcharse de allí sin algo, o simular que no había encontrado nada. Ellos lo sabían todo de él con solo mirarlo a los ojos. Todo.

La habitación estaba completamente a oscuras, pero eso no suponía ningún problema para Joaquín. Una ventaja de pertenecer a Los Cazadores: visión nocturna. Así pues, echó un vistazo general del lugar e intentó identificar el escondite perfecto para un secreto. No se puede decir que la habitación fuese como la de cualquier chica adolescente. Prácticamente no había nada pegado a la pared, las pocas cosas que había no eran pósters de ídolos ni fotografías de amigas, sino fotografías oscuras y algún que otro dibujo un tanto tétrico. Estaba tan absorto mirando todo aquello que no oyó, a pesar de lo desarrollado que tenía también ese sentido, que alguien estaba de pie a dos metros de él.

— ¿Buscas algo?

Era ella.


-------------------------------------------------------------------


Bueno, pues ya estoy de vuelta. La verdad es que esta pausa me ha ido de maravilla, y vuelvo con muchas ganas de escribir ^^

No actualizaré cada día, ni mucho menos, sino que creo que haré una o dos por semana.


Un abrazo muy grande a tod@s!


Nos leemos :)

5 comentarios:

Elisabeth dijo...

hola vengo a conocerte y a decirte que eres bienvenida en el blog de terror,pasa cuando quieras y espero que disfrutes


besitossss por cierto me has dejado intrigada asi q espero la 2 parte jejjejje

Onminayas dijo...

¡Oooppsss!

Era Ella... Y nos dejas así.

Pues espero que lo retomes pronto, o me empezaré a quedar sin uñas.

Besos, Cristina.

Sidel dijo...

Se ha quedado interesante, ¿cual es la misión de los cazadores???? Bienvenida de nuevo, besos

Welzen dijo...

No conocía tus relatos pero felicidades escribes muy bien.
Si alguna vez quieres colgar algo (un relato, lo que te pareció un libro, la crítica de "Luna Nueva"...) en mi blog avisa que esteré encantado de hacerlo.

Y a estudiar para los exámenes, ya nos contarás qué tal te van.

Sora dijo...

Después de una de mis desconexiones vuelvo por estos mundos que hay por aquí.

Pinta bien Los malditos pero por el momento tengo la suerte que lo podré leer entero (supongo) sin haber de esperar ninguna parte :P

Cuídate, sé feliz y felicess fiestas!!

Sora