sábado, 7 de noviembre de 2009

Los malditos (II)

Su voz era tranquila, pero se asustó igualmente. No gritó de milagro. Se volteó lentamente y se encontró cara a cara con ella. Intentando no quitarle el ojo de encima miró hacia la cama; estaba igual que antes. Parecía tan evidente que estaría durmiendo allí que no se había percatado de que no había nadie. Eran las cuatro de la madrugada y Erika acababa de volver a su casa.
—Te he hecho una pregunta.
—Lo… lo siento.
—Eres uno de Los Cazadores, lo sé.
Joaquín se quedó sin palabras. ¿Cómo sabía ella el nombre del grupo? Nadie lo sabía, sólo los que pertenecían a él.
El miedo debió de verse reflejado en sus ojos, porque Erika sonrió; no con superioridad, sino con calidez.
—Y supongo que tú eres el novato, ¿verdad?
Asintió, sin poder hablar. Ella también lo sabía todo.
—No te haré daño, tranquilo. Pero me gustaría que me escucharas. Siéntate.
Joaquín se sentó en la cama.
—Si no te importa, encenderé la luz. Me gustaría verte bien la cara.
La chica no se movió, así que supuso que esperaba una respuesta. Miró hacia la ventana; la persiana estaba arriba.
—No están aquí, tranquilo; están durmiendo pacíficamente en sus casas. El novato siempre hace el trabajo sucio mientras ellos descansan en la cama —hizo una pausa y ella también miró hacia la ventana—; pero si tienes que sentirte más seguro…
La persiana bajó sola, sin estrépitos y sin que nadie moviese un milímetro.
— ¿Puedo encenderla ya?
—Sí, sí.
Al fin pudo verla. Tenía un aspecto diferente al que presentaba en el instituto: tenía los ojos más oscuros, la piel más pálida, y los labios rojo carmín. Parecía mayor; y estaba más guapa. Se sonrojó.
—No te había visto nunca tan de cerca —dijo ella—. Lo que no entiendo es que un chico como tú vaya con ellos.
—Por obligación.
Erika hizo una mueca.
—Entiendo.
Hubo un silencio, pero pronto fue interrumpido por otra pregunta.
— ¿Qué te han dicho de mí?

3 comentarios:

Angi dijo...

Cris me encantaa!!!
aunque no haya comentado me he ido pasando y que sepas que de verdad me flipa como escribes!!!
muchisima suerte con los examenes y todo y nos leemos!!
un besazo!

Onminayas dijo...

¡Cristina, por favor, no nos tengas mucho tiempo naufragando en este mar de incertidumbre!

Vale, tendremos paciencia, y esperaremos la siguiente entrega...

Besos.

Sora dijo...

Tenemos a una vampiro en acción? A seguir leyendo!

Un saludo,

Sora