sábado, 18 de julio de 2009

Lágrimas

Quería llorar, lo necesitaba. Pero sabía que ese no era ni el momento ni el lugar. Se mantuvo en silencio hasta que dejó a sus amigas en sus respectivas casas. No paraban de preguntarle qué le pasaba, pero ella sólo respondía que no era nada importante, sólo un simple bajón. Se dieron las buenas noches y ella se dirigió a su casa. No pudo aguantar más y explotó. Las lágrimas brotaban de sus ojos como si fueran a hacerlo para toda la eternidad. No sabía ni por qué lo hacía, no había ninguna explicación racional que fuese válida para aquello. Estaba tremendamente triste y necesitaba desahogarse. Sola, nunca acompañada; no le gustaba que la viesen llorar… demasiadas preguntas que no podía responder.

Llegó a su casa con el rostro empapado. No le importaba tener un aspecto horrible, como nadie estaba en casa no la verían. Primero fue al baño; tenía la vejiga llena y debía lavarse la cara, no para disimular nada, sino para despejarse. Después fue a la cocina a buscar algo para beber; encontró una Cocacola en la nevera y se la llevó a su habitación. Cerró la puerta, encendió la televisión, se puso el pijama y se metió en la cama. Eran las doce de la noche cuando se tapaba con una manta, y luego empezó a llorar otra vez. ¿Que qué daban por la tele? 10 razones para odiarte.


----------------------------------------------------------------------------------------------------


Este texto lo escribí ayer, que no fue un día genial, por cierto... Bajones típicos míos, nada importante.


También fui a ver Harry Potter, como os decía. No salí del cine ni muy decepcionada ni exultante. La peli está bien, aunque le prestan MUCHÍSIMA atención a las relaciones amorosas y no tanto a la misión de Dumbledore y Harry; además, la batalla final no es una batalla! Apenas diez personas (si no menos) pululan por allí para destruir cuanto puedan.


PERO ME GUSTÓ. Aun así, creo que hay cosas que sólo puedes entenderlas si has leído el libro. Dos de las amigas con las que fui a verla no se enteraron de nada en toda la película...

Sin duda que me la compraré cuando salga en DVD (como todas las de Harry Potter ^^), y volveré a verla repetidas veces para no juzgar en esta primera reproducción.

8 comentarios:

Anabel Botella dijo...

Bajones los tenemos todos. No siempre podemos tener una sonrisa en los labios. La tristeza forma parte de nosotros como la alegría. Yo iré a ver Harry Potter la semana que viene. Y desde luego prefiero los libros, pero las pelis de Harry las veo porque creo que están bien hechas.
Saludos desde La ventana de los sueños.

nine_lifes' dijo...

Me ha gustado muchísimo el texto, ¡de verdad! ¿Quién no se ha sentido así alguna vez?
Bueno, a mí no me gusta Harry Potter, pero me alegro de que te gustara a ti :D
Saludos y besos^^

St dijo...

Hola!!
pues he pasado varias veces por tu blog pero nunca dejo comentario jeje
me gusto eso de Lágrimas, creo q a muchos les pasa o nos pasa jaja y de lo de Harry Potter yo no he leído ningún libro aunque ya vi las 5 películas q salieron con excepción de esta ultima claro pero creo q siempre son mejor los libros q las películas o al menos yo digo por los q me a tocado leer primero el libro y despues ver la película.
Buen blog de vdad.
Saludos!!
que estés bien....

Álvaяо™ dijo...

Todos pasamos por eso.. la mayoría tienen bajones y noches depres.. pero.. no son más que eso.. más que.. bajones y noches depres.

Saludos!

Angi dijo...

Cristina, bajones como esos.. mil y uno!! pero aun con ellos escribes de maravilla... yo no puedo, ya lo he intentado y no me sale nada bueno...XDXD
como siempre,escribes como nadie. Y me alegro de que te gustara la peli, yo tendre que cogerme mone ir a verla... haber como pinta la cosa!!!!
Un beso!!

Sidel dijo...

A veces llorar es bueno, hay una canción de shakira que decía que llora una vez al mes, pues yo hago algo parecido, es como una terapia, para mí un desahogo...
Mucho ánimo y tengo que ver la peli ya!!!!!

Leyre dijo...

Hola, soy Leyre.
Yo quiero ver Harry Potter ja,ja.
Por cierto, me ha emocionado lo que has escrito.
Besos.

Omega dijo...

Precioso texto lleno de sentimiento. Todos hemos vivido momentos de estos pero por suerte acaban tan deprisa como llegan.

Sobre la sexta de Potter no me acabó de convencer porque no paraba de ver las diferencias con el libro (con la quinta peli me pasó lo mismo pero de momento es mi preferida de la saga) y porque todo comentario que hace Dumbledore sobre el amor (ej. al principio de la peli) sobran mucho. Seguramente la próxima semana la iré a ver con los colegas y ya escribiré mi opinión más objetiva.

Cuídate mucho y disfruta la vida!

Omega